Expandiendo las fronteras del aula: trabajando en el exterior
Ampliar

Expandiendo las fronteras del aula: trabajando en el exterior

Add to Flipboard Magazine.
El cuidado solícito de los seres vivos proporciona satisfacción a uno de los más vivaces instintos de la mente infantil. María Montessori
En la tradición Montessori, hay muy poca separación entre el interior y el exterior. Algunas veces la naturaleza es parte del ambiente interior a traves del cuidado de las plantas, el arreglo de flores, y el cuidado de uno o más animales. Otras veces los niños salen al aire libre para explorar y descubrir entre las plantas y animales. Afuera, los niños pueden cuidar el jardín, coleccionar e identificar hojas, estudiar las formaciones de las nubes, aún encontrar formas geométricas en las sombras. El ambiente natural se convierte en una extensión del salón de clases Montessori, y los niños se deleitan haciendo conexiones entre los dos. En una ocasión se escuchó a un niño Montessori hacer la observación de que una reja abierta ¡formaba un ángulo recto perfecto! Finalmente, considerando la etapa de desarrollo del niño, salir al exterior provee ocasiones para nuevos niveles de responsabilidad e independencia.
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti Compartir en Yahoo